a hernán
a libros a audios a fotos a videos a agenda a links
a poemas canciones y pinturas
a sincomando
a analía gaveglio a jimena peruyera a noemí firma paz

cruda - osvaldo vigna + hernán + pi hué -

muestra de poesía mural y fotos. 8 págs. junio 1997.

entre el 26 de junio y el 15 de julio de 1997 en sarajevo (defensa 827). poemas murales coescritos por osvaldo vigna y hernán + fotografías de alejandro pi hué .

alejandro pi hué
alejandro pi hué
alejandro pi hué
alejandro pi hué
alejandro pi hué

 

me apoyo sobre el lomo
de un cesto de basura en bouchard y viamonte.
(veo) que algo de esto es vecino de cruda:
no perder la belleza aún en el centro de la masacre.
no digo ojos de mascota o palabras domesticadas.
cruda es el ejercicio de la sinrazón.
no negamos la razón, sólo la colgamos
en el ropero con una bolsa de naftalina.
estos son los frutos del atardecer
y ya han crecido lo suficiente
como para ir al baño solos.
también crecemos en el error
sobre todo merendamos errores
buen provecho .

( texto incluido en el programa de la muestra )

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

cruda 2

bajoandén las muescas
mudan de un ojo a la boca.
es el miedo
tensando los hilos
de la jeta.
el tiempo cuece su vapor inexorable
y los ojos gigantes
del cuerpo son:
- mantras estomacales
- canillas de bronce diluyendo la harina de cristo
- embotellamiento de hostias a la altura de la garganta

los genitales del día se adormecen
y la voz de los vecinos
se amontona
como toallones en la hendija
de la puerta de calle.
respiramos lo que nos es dado respirar.
las pupilas dilatan el foco
que supimos conseguir.
lo mejor es estarse quieto
cóncavo
y si duele el alma
rezar
como rezamos todos
los que no sabemos hacerlo .

abril 15 del 97

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

cruda 3

amanece en la bufanda de los perros
y los hígados en el desayuno
son eclipses
que adornan
los ojos de las ventanas
donde llueven los dientes
que perdimos anoche
mientras hablábamos de cutral-có
y nos dábamos abrazos
con forma de palabras
que colgaban sobre nosotros
como camisas heridas
mientras soñábamos con un mundo nuevo

ahora observo escombros
ceniceros repletos de recuerdos
gotas de humo
bronce en el silencio de los picaportes
la claridad invadiendo el alma de las cosas
ya es la mañana de escobas veredas y señoras
ya será el mediodía tizne y grasa
ya será la tarde de luz alambrada
nosotros estaremos sumidos
en un sueño de cortinas inmensas

y hacia el final del crepúsculo
los perros retomarán el camino
hacia la casa de los sueños abiertos
donde la noche será palabras
en forma de racimos.

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

cruda 4 (siqueiros mató a trotsky)

los dientes crían charcos

en la sombra del rostro
se escriben las pérdidas
los perros
los ceniceros
y las escobas
son nombres amables
para los murmullos de fluidos
en algún lugar del cuerpo

los dientes crían charcos
que duermen
en las muelas del sol

la casa está en orden
los muertos están en fila
sólo hay que sacarle punta
a la miseria

en los broches firmes
en el cordón de la sal
brindamos con la mujer
que nace piel adentro.